GRUPOS ÉTNICOS EN EL SALVADOR

Escrito por veronica23 30-08-2012 en General. Comentarios (2)

La elaboración del Perfil Indígena de El Salvador ha implicado un reto no sólo novedoso, sino largamente esperado por los Pueblos Indígenas, respondiendo así a su expectativa de contar con un instrumento o herramienta de trabajo que haga posible que sus comunidades puedan gestionar, concertar, e incidir en la vida cotidiana del país, como entes pertenecientes al concierto de los sectores económicos, sociales y culturales activos de la Nación.

Por otra parte, paulatinamente se incrementa un interés genuino por visibilizar y reconocer a los pueblos indígenas existentes en El Salvador. El rescate y fortalecimientos de los orígenes ancestrales indígenas implican importantes retos en materia de difusión y educación de todos los salvadoreñ@s. El propósito de este esfuerzo es ofrecer un documento al alcance de todos los actores interesados en el tema de los conocimientos indígenas así como: gobierno, organismos de cooperación nacionales e internacionales, estudiantes, público en general.

 

Los pueblos indígenas de El Salvador desde hace varios años han iniciado a abrir espacios de participación en diferentes niveles en donde se abordan problemáticas que tienen que ver con su autodesarrollo y su incidencia en la toma de decisiones en programas y proyectos de desarrollo, facilitando con ello su inserción al país, desde la perspectiva de su propia cosmovisión.

Los Pueblos Indígenas de El Salvador con el acompañamiento de CONCULTURA, como ente gubernamental, a través de la Jefatura de Asuntos Indígenas y las organizaciones indígenas existentes en el país, se han constituido en eslabones claves en su papel de facilitadores de esta iniciativa quienes han brindado su apoyo en la elaboración de este perfil, el cual se espera sea el inicio para dar un verdadero reconocimiento a la existencia de los pueblos Indígenas como antes capaces de direccionar su propio desarrollo.

 

Este perfil trata sobre la situación socioeconómica, política y cultural de los Pueblos indígenas en El Salvador. Refleja la limitada capacidad de los sectores públicos y privados en la formulación de políticas para el desarrollo integral de estos pueblos culturalmente diferenciados. Así como los organismos Internacionales carecen de un enfoque coherente que pueda contribuir al desarrollo de estos pueblos existentes en el nivel nacional, tanto en los aspectos de salud, vivienda, educación, el derecho a la tierra, así como en lo referente a la preservación y conservación de su cosmovisión y el respeto a sus Derechos como Pueblos Indígenas.

Los pueblos indígenas que este perfil comprende, son: Los Nahua/Pipiles ubicados en los departamentos de Ahuachapán, Santa Ana, Sonsonate, La Libertad, San Salvador, Cuscatlán, La Paz y Chalatenango, San Vicente. Los Lencas en los departamentos de Usulután, San Miguel, Morazán y La Unión y Los Cacaopera en el departamento de Morazán.

Las características principales que definen la vida socioeconómica y cultural de estos pueblos se pueden sintetizar de la siguiente manera:

a) Económico

En términos generales su supervivencia se basa en una economía agrícola de subsistencia, produciendo maíz, frijoles y otros cultivos en pequeñas parcelas de tierra, en su mayoría arrendadas. Estos cultivos son la base de su alimentación tradicional. Otros se ubican como jornaleros en fincas de café o como peones agrícolas durante la temporada de cultivos o cosechas de los productos agropecuarios.

Es común la cría de animales domésticos no mejorados y, en pequeña escala, algunos practican la caficultora. Además, en un buen número de comunidades se elaboran artesanías, tales como: canastos, jarcia, ebanistería, alfarería y otros. En términos generales, la población productiva se ubica en edades de 8 a 59 años y en su mayoría, la tecnología que emplean es tradicional.

En los últimos cien años, los pueblos indígenas ha sido perturbados por la explotación de fincas de café, principalmente en el occidente del país y en el caso del oriente, por el cultivo de algodón (varias décadas) y la caña de azúcar y ganadería. Dada la carencia de tierras y otros medios de producción, estos pueblos enfrentan un alarmante estado de pobreza y abandono sociocultural y económico que, en concreto, es el resultado de la pérdida de sus recursos y el despojo de las tierras que en otros tiempos sirvieron para su sobrevivencia. Calificación Socioeconómica de la Familia Indígena

La situación en porcentajes es la siguiente:

  • el 38.3% se calificó en Extrema pobreza,
  • el 61.1% se calificó en la línea de pobreza
  • Sólo el 0,6% calificó con cobertura de sus condiciones básicas de vida.

 

b) Cultural

Las culturas de los pueblos indígenas constituyen el sustento original de la identidad salvadoreña, siendo un factor activo y dinámico en el desarrollo y progreso de nuestra sociedad.

Por lo tanto es inconcebible el desarrollo de la cultura nacional, sin el reconocimiento y fortalecimiento de la cultura y derechos de los pueblos indígenas. En este sentido y a diferencia del pasado, la política educativa, cultural y económica debe estar orientada hacia un enfoque de reconocimiento, respeto y fortalecimiento de los valores culturales ancestrales.

Las difíciles condiciones de vida de los pueblos indígenas, se vieron acentuadas por los acontecimientos sociopolíticos de 1932, las sucesivas migraciones de población indígena a otros países, la guerra civil que le siguió en 1980, la influencia de religiones importadas y tradicionalistas, la prostitución, el desamparo y la explotación, así como el despojo de las tierras que no les permite mantener su nivel de vida y especialmente su identidad cultural. Todo esto ha contribuido al proceso de invisibilidad de la identidad nacional como pueblos originarios.

Aunque, es necesario destacar que actualmente el reflejo de la fortaleza cultural de los pueblos indígenas en El Salvador, lo encontramos plasmado en los saberes y conocimientos originarios, vertidos en un modelo educativo propio de estos pueblos. Este se ha invisibilidad y mimetizado, producto de que es un país en donde no existe un reconocimiento por parte del Estado a su existencia como PUEBLOS INDIGENAS DE EL SALVADOR.

Los saberes o conocimientos ancestrales, son los que conforman la base de la educación indígena, asimismo, la base de vida y la salud es la tierra, por lo tanto el rescate y fortalecimientos de estos factores es importante para el desarrollo del Pueblo Indígena Salvadoreño. Así encontramos saberes sobre: 1) la Tierra, 2) la Cultura, 3) el Idioma, 4) la Espiritualidad, 5) las Normas de Conducta, 6) Origen Histórico, 7) Cosmovisión, 8) Plantas, 9) Animales, 10) el Fuego, 11) el Viento, 12) Organización Social, 13) El Agua, 14) El Mar, 15) El Sol, 16) La Luna, 17) Las estrellas. Las Normas de Conducta, es un saber mediante el cual las comunidades aplican su espiritualidad, cultura, origen histórico, organización social. Siendo el respeto, el vehículo que cataliza la acción, aunque a la gente le gusta reunirse para hablar de su cultura, esta se ha mezclado, y en general se practica poco, afectando a jóvenes y niños en su formación. El respeto va dirigido principalmente hacia los mayores, a los padres, a los encantos o parajes, a los secretos de la vida, a la cultura propia, y a los demás miembros comunitarios y al medio ambiente.

El sistema de ideologías dominantes a lo largo de la historia ha influido negativamente en su cultura y para sobrevivir han tenido que asimilar formas y conductas ajenas a su idiosincrasia. Por el simple hecho de considerarse indios, se les ubica en una situación de desventaja social frente al resto de la sociedad civil.

 

Los pueblos indígenas en El Salvador enfrentan una situación de supervivencia extremadamente compleja. Pese a ello, conservan sus normas y valores culturales, aunque no sea evidente para el resto de la sociedad.

Los hombres y las mujeres indígenas tienen roles en algunos casos diferenciados y a la vez, complementarios. Aspectos como la carencia de la tenencia de la tierra, la necesidad de mejorar la producción agrícola, la alimentación de los hijos y la reivindicación de sus Derechos como pueblos originarios de El Salvador, son intereses compartidos. Sin embargo, la división del trabajo existente, delega en la mujer doble trabajo y responsabilidades ya que asume las tareas del hogar el cuido y educación de los hijos así como cumplir con otras obligaciones como: labores agrícolas, comercializar las cosechas, trabajos en fincas como jornaleras lo cual le impide acceder a la educación formal, poniéndola en desventaja frente al hombre.

Pese a ello, la mujer indígena ha jugado y juega un papel importante en la educación de sus hijos, en la espiritualidad y en la medicina además ha contribuido y está contribuyendo al trabajo nacionales e internacionales así como en los diferentes niveles y espacios.Se considera que la mujer indígena en muchos casos, ha sido y es, la sustentadora y transmisora principal de los conocimientos tradicionales hacia las nuevas generaciones.

 

c) Organizativo

El Perfil Indígena registró 18 organizaciones indígenas de diferente naturaleza de acuerdo a sus actividades y 53 Cofradías y Hermandades.

Existen diferentes formas de organización, como por ejemplo: Las Alcaldías del Común, las cofradías con sus mayordomías respectivas, las hermandades, y consejos así como la familia, que son los rasgos organizativos comunitarios y algunas de las formas de autoridad tradicional que todavía persisten.

En lo organizacional y político, desde la década de los setenta, los pueblos indígenas del país se han venido agrupando en organizaciones, que ofrecen un abanico de posibilidades, ya sea en lo cultural, en lo político, en lo tradicional así como en lo económico, con las cuales persiguen revalorizar y dar a conocer su cultura y a la vez defender sus derechos como indígenas.

Las mujeres participan mucho en los niveles locales, ya que se considera que es la mujer la transmisora de los conocimientos y practicas tanto en cuanto al idioma, la medicina tradicional y otros, aunque en el nivel nacional e internacional sea escasa su participación debido a factores socioculturales que son el resultado de una transculturalización que actualmente invade a nuestras culturas.

d) Educación

En el país no se contempla todavía programas de educación culturalmente diferenciados para pueblos indígenas; lo que evidencia la falta de interés por parte del MINED, de promover dentro de su programa la Educación Bilingüe Intercultural. Al marginar los elementos de la cultura autóctona, refuerzan la creencia de que la “superación” sólo se logra a través del aprendizaje de culturas ajenas.

No obstante, los pueblos indígenas han mantenido su propio sistema educativo ancestral, siendo este la educación indígena. Dentro de este modelo educativo indígena propio, podemos destacar que:

  • ���� Cuando se habla de un Modelo Educativo Indígena, se refiere a un sistema propio, ancestral, que ofrece una forma sostenible de ver y vivir la vida, que pueda enfrentar el desafío actual que se genera a partir de la globalización que acelera cada día más la depredación de la vida solidaria y participativa en las comunidades, así como la baja valoración de las normas de conducta basadas en el respeto a todo cuanto existe. Tiene un gran valor la forma y el sistema que han utilizado los pueblos indígenas, para preservar y ofrecer esa transmisión, en los cantones y caseríos en donde encontramos estas manifestaciones de los conocimientos aquí presentados.
  •  Los agentes educativos indígena, son los encargados de transmitir todo este bagaje, adecuado y comprensiblemente a las nuevas generaciones y aconsejar a jóvenes y adultos en los secretos de la aplicación práctica de los saberes. Se encuentra en el padre y la madre, la abuela y el abuelo, la familia en general, así como los comunitarios en aspectos puntuales de la aplicación de las normas de conducta.
  •  La transmisión del conocimiento, que se aprecia en los agentes mencionados, son adquiridos a su vez por otros agentes más antiguos y así sucesivamente, en la cadena de la tradición oral de un pueblo, hecho que enriquece constantemente lo valedero de los saberes a los ojos de la comunidad.
  •  Dentro de los principales medios educativos conocidos es la oralidad, la transmisión del conocimiento de labio a oído en los ambientes descritos.

Se vuelve una necesidad fortalecer el Sistema Educativo Indígena así como promover y facilitar el acceso de la población indígena a los servicios educativos occidentales (formales) ya que, la población estudiantil en general, manifestó no saber qué hacer después de terminar su sexto grado o tercer ciclo, cuando tienen la suerte de haberlos cursado.

En relación a la asistencia de la población infantil al sistema de Educación Formal se conoció un alto índice de deserción escolar, ésta se presenta en mayor grado entre las mujeres que entre los hombres. En general, se puede afirmar que en las regiones con población indígena, los padres estimulan muy poco a las hijas para que terminen la escuela, dado que priorizan la educación de los hijos varones.

Entre las limitaciones Encontradas tenemos las siguientes:

  • Las condiciones económicas.
  • La Situación de Discriminación.
  • Falta de Personal y Espacios físicos en las Escuelas
  • Falta de Sistema Educativo Culturalmente Adecuado
  • No se cuenta con una metodología y materiales adecuados para el desarrollo de una educación intercultural.
  • Temor de parte de los pueblos indígenas frente a los intentos de ayuda externa y a los compromisos que ésta pueda implicar. Esto debido a la manipulación, represión y al despojo que han sido sometidos a lo largo de la historia.
  • Inadecuación del calendario escolar a los períodos de siembra y cosecha.
  • Considerables distancias entre las viviendas y las escuelas.

Para salvaguardar, rescatar y contribuir en la conservación de las culturas que quedan en el país, se requiere que en el presente se propicie una educación integral e innovadora que no sólo informe y trasmita, sino que forme, renueve, que no sea contemplativa, sino ejecutante y que permita tomar conciencia de la realidad de su tiempo y de su medio. Una educación que respete sus propias religiones y costumbres.

Es recomendable que el Ministerio de Educación establezca la coordinación adecuada con las organizaciones indígenas; coordinando así con los propios actores tomando en cuenta sus recursos humanos comunitarios que si bien es cierto no cuentan con títulos oficiales pero cuentan con un amplio legado de conocimientos. Así mismo, con la Jefatura de Asuntos Indígenas (CONCULTURA), como ente facilitador de los diferentes procesos en el sector gubernamental.

Sólo así, se podrá diseñar un sistema de enseñanza y una política efectiva con relación a las formas y métodos de enseñanza culturalmente diferenciados.

e) Salud

Desde la perspectiva de los conocimientos de los pueblos indígenas, la salud se concibe desde aquel que no transgrede las leyes consigo mismo, con la comunidad, con la naturaleza, y su entorno. Esto significa que la salud para los pueblos indígenas no solo parte desde lo físico, si no que va más allá.

Se dice; "le pusieron un mal", esto significa que a través del pensamiento, de nuestras emociones, de la palabra y de nuestras actitudes, podemos generar y atraer energías que nos dañen o nos beneficien la salud y los demás componentes de nuestra existencia individual, familiar o comunal.  En cuanto a la salud y los dones curativos de los pueblos indígenas de El Salvador, su conocimiento se transmite de generación en generación, basado más que todo en el uso de las plantas medicinales y recursos naturales, las oraciones curativas y otras medidas de prevención para no enfermarse. Dentro de los que manejan las prácticas ancestrales de salud encontramos, entre otros, a los curanderos, curanderas, sobadores así como las parteras.

No obstante a pesar de contar con sus agentes de salud, así como con las plantas medicinales, conocimientos y prácticas, podemos ver que la situación de salud de los pueblos indígenas es precaria por lo que se propone fortalecer el sistema de salud indígena así como el sistema de salud oficial, el cual en la actualidad no cuenta con los servicios suficientes ante la demanda de la población en general.

El sistema de salud oficial necesita que el Estado Asigne mayor cantidad de Recursos para mejorar de esta manera su servicio en cuanto a la calidad y calidez. Los centros asistenciales de este sistema, si cuentan con el personal necesario, falta el Medicamento y si esta el medicamento no hay personal que brinde atención. Frente a este estado, se vuelve necesario fortalecer el Sistema de Salud Indígena, que por muchos años ha sido y sigue siendo el utilizado por la comunidad Indígena y la no Indígena.

Las condiciones Políticas no son favorables para que los pueblos indígenas pongan en práctica sus conocimientos, aptitudes y prácticas ancestrales. Aunque la población en general reconoce los beneficios de los conocimientos de la medicina tradicional esta se practica de manera clandestina, por lo que se vuelve una necesidad el fortalecer la práctica de estos conocimientos de una manera comunitaria, y no lucrativa, volviéndose necesario oficializar el Sistema de Salud Indígena, en donde los que acrediten a sus agentes de salud, sean las misma comunidades.

La mayoría de indígenas están ubicados en áreas rurales con un alto grado de contaminación del medioambiente, ríos e incluso el agua de consumo humano, donde la cobertura de los servicios de salud pública es escasa, y si estos existen es con muchas limitaciones. Las principales enfermedades que azotan a la población Indígena son: paludismo (malaria), tosferina, sarampión, bronquitis, tuberculosis, enfermedades gastrointestinales (diarrea, parasitismo, anemias (producto de la desnutrición)

Existen múltiples condiciones socio ambientales, que inciden directamente sobre la salud de las

Comunidades tales como:

  • Falta de Acceso a la Tierra
  • No existe cobertura de Servicios Sociales Básicos.
  • Contaminación del Aire
  • Contaminación de Ríos y Lagos
  • Consumo de Agua Contaminada por químicos y otros desechos de fabricas, hospitales y otros.
  • El hacinamiento en que viven. De 7 a 11 personas habitando una sola casa
  • La cohabitación con animales domésticos: perros, gallinas, cerdos y otros
  • La ausencia de atención médica culturalmente adecuada
  • La alimentación de subsistencia; debido a la escasa producción alimentaria, entre otras.

Lo anterior está íntimamente relacionado con el hecho de que el sistema oficial de salud no ha tomado en cuenta los siguientes factores, tales como: los ecosistemas, las costumbres, los conocimientos culturales en salud, las necesidades culturales y sobre todo las cosmovisiones de los Pueblos Indígenas que se fundamentan en la armonía entre el hombre-espíritu-naturaleza.

f) Higiene Ambiental

El 91.6% de la población se abastece de agua de río, nacimiento o pozo, el 8.4% de agua de cañería domiciliar o colectiva.

En el 30% de los casos, la basura se acumula cerca de la casa, en el 20.9% lejos de la casa, en el 40.8% es enterrada o quemada. El 37.2% de las familias defeca al aire libre, el 59.7% posee letrina, el 3.1% servicio sanitario de lavar.

g) Vías de acceso (Red de infraestructura y comunicaciones)

En la mayor parte de las comunidades indígenas, los caminos se encuentran en mal estado y su conservación es casi nula, por lo que se requiere de un mantenimiento sin romper la armonía con el ecosistema. Los deteriorados caminos dificulta el acceso al transporte en vehículos colectivos, incluso para las carretas y los animales. Esto es un factor negativo para la comercialización de productos agrícolas y artesanales y eleva considerablemente sus costos de comercialización.

h) Areas de uso potencial de la tierra

El despojo y sometimiento a la esclavitud que fueron víctimas los pueblos indígenas se dan a partir de 1525. Esta situación fue acentuada en 1821 con la creación de la República, en donde los pueblos indígenas fueron despojados de sus mejores tierras, convirtiéndose posteriormente, en el marco de la Reforma Liberal de 1848, en plantaciones de café. En las regiones donde se ubica la mayor parte de población indígena, los que poseen tierra disponen de lo mínimo para poder subsistir. Un buen porcentaje de los recursos naturales del país, son explotados por entes externos, sin que ello reporte ningún beneficio para los mismos pueblos indígenas.

En lo referente al manejo y uso de la tierra, se puede afirmar que los pueblos indígenas de El Salvador constituyen colectividades e individuos pobres, cuyos bajos niveles de vida, son el resultado de un largo y doloroso proceso histórico de inserción: primero, en el sistema colonial y posteriormente, en la estructura económica de la República independiente dominada por un sistema totalmente diferente, en donde su visión es la sobreexplotación de los recursos naturales; viendo solo la parte lucrativa, donde priorizan los intereses económicos en detrimento del desarrollo y fortalecimiento de lo social. Elementos como el agua, la tierra, el fuego y el aire, que son los dadores de vida para el hombre, son ignorados.

Por lo tanto, su marginación y exclusión ha sido doble:

  • Por su condición de indígenas pobres, carentes de tierra y de recursos para sobrevivir.
  • Por los sentimientos de superioridad cultural de la sociedad nacional, dominada por los valores culturales “occidentales”.